PREFACIO (Resumen)

No voy a contar aquí como surgió la idea de escribir este libro por no aburrir con detalles, solo diré que lo que comenzó como una simple propuesta sobre la redacción de una historia breve a petición de mi entorno de amistades, ha derivado en todo un mundo de aventuras épicas.

Cuando me enfrasqué en ello no era consciente del enorme reto que tenía por delante, sobre todo sabiendo que este tipo de literatura abunda por los confines de la tierra.

mapa_relieve
Mapa de Ëreon

ELMUNDO
El mundo de Ëreon

advenim
Uzmeltet

   Decidí pues partir de cero completamente, desde la creación del propio mundo físico hasta la de los personajes inventados, aunque esto último no sea cierto del todo.

     A pesar de la presencia del Hacedor, ambigua por otra parte (ver la Crónica V), en mi mundo no hay deidades, ni creencias religiosas, ni dogmas de ningún tipo, tan solo el afán, la lucha por sobrevivir. Tampoco he definido el bien y el mal –aunque los bandos confrontados así lo sugieran en esta primera parte– tal y como lo apreciamos en la mayoría de ficciones de todo tipo.

tablasdummainlitghbox
Tabla raza DummaÎn

imagenes1
Imágenes

Reflexión 

La luz por norma representa el bien y las sombras generan la maldad. No es eso lo que este libro propone, sino todo lo contrario, por supuesto no antepongo una cosa ni la otra como un paradigma definitivo. Sin embargo pretendo una reflexión que desde muy pequeño me obsesiona: el miedo a la oscuridad, el temor a lo que no se puede ver aunque sepas que no existe cuando al mismo tiempo te sientes en paz y protegido cada vez que el día, da paso a la noche. Nuestra civilización desgraciadamente se caracteriza por anhelar todo aquello que nuestros ojos ven y eso suele coincidir con que lo que deseamos siempre se encuentra rodeado, adornado, resaltado por la luz, sea natural o artificial; al mismo tiempo usamos la oscuridad para camuflar esos mismos deseos y si a nuestro alcance está, complacerlos utilizando cualquier artimaña. La condición humana ha sido, es, una lucha constante entre el bien y el mal a todos los niveles, desde los sueños más inocentes hasta las peores atrocidades que una mente pueda urdir. En nuestra evolución ya no son necesarias, ni la luz, ni la oscuridad para definir los términos del bien o del mal, tan solo son adornos que acompañan discursos vacíos, un sometimiento a la ambición masiva, un interés de dominación, un control de nuestras vidas. Por eso, en Ëreon el bien y el mal son la misma cosa ya que en un principio el instinto de supervivencia de todos sus moradores es el principal motivo de los enfrentamientos por la tierra.

foto_intro_videos
Youtube

Temática

Esta es la crónica de un nuevo mundo nacido de las ensoñaciones de millones de almas universales que tuvieron la desgracia de ser escuchadas y atrapadas por la luz  para ser depositadas contra su voluntad en otros cuerpos carentes de consciencia propia, donde la lucha por la supervivencia será la constante en sus efímeras vidas.

“…algo insólito estaba sucediendo, nunca antes el Hacedor mostró tal agitación en su mirada sin iris, buscaba afanosamente universo tras universo aquellos mundos vivos que pudieran proporcionarle la satisfacción de modelar su pensamiento. Una vez localizados y escogidos, lo que jamás creí que sería capaz de hacer, ocurre; la intimidad de los moradores de aquellos mundos atrapados por su luz es violada; el Hacedor hurta cientos de millones de vidas físicas depositándolas en su creación aleatoriamente, privándolas mediante hechizos de la memoria inmediata, desnudos de identidad y consciencia. No salgo de mi asombro, cuando repite la misma vileza con la naturaleza libre y salvaje que habita en los ahora desdichados mundos cercenados de elección ante tal voluntad. Consumada la felonía al orden natural, pliega la ventana del cosmos, avanza rápidamente hacia el nuevo mundo e invoca por tercera vez la luz cegadora, pero en esta ocasión la dirige hacia sí mismo penetrando en su ser fundiéndose con los anhelos acumulados en tiempo postrer…”

 

foto_1

Ëreon Crónica I Aë Ôreron, es el primero de una saga de cinco libros escrito en clave medieval, en donde el honor, la caballerosidad, el amor, las traiciones y batallas entre las distintas razas que lo habitan, harán que el lector vibre de emoción a medida que conozca más y más la vida de sus protagonistas, condenados por otra parte y desde el principio a la extinción por su propio “creador” (Uzmeltet)… ¿O, quizás no?

Xavier Escrivá

Anuncios